Autobronceadores para vitiligo

La historia de como un autobronceador te puede cambiar la vida.

Seguro que tú alguna vez en la vida te has encontrado en búsqueda. La búsqueda de ese coche bueno bonito y barato, la búsqueda de ese remedio ante envejecimiento que te haga perder las ojeras, la búsqueda del hombre o la mujer perfecta o incluso la búsqueda de un sentido de vida.

La historia de Merche es una historia de búsqueda. La búsqueda de un remedio, el que fuere, que la hiciera sentirse de nuevo segura de su cuerpo.

La historia de Merche y los autobronceadores

Y es que Merche siempre se había sentido bien consigo misma, tenía un trabajo estable con el que se sentía realizada, un cuerpo bonito y un rostro agradable. Pero llegó un día que, tras un periodo de mucho estrés laboral comenzó a notar unas manchas en su cuerpo.

Entonces, cuando llega el diagnóstico y comienza la desesperación y su vida cambia de rumbo. 

Y el diagnóstico llego para Merche. Tenía vitiligo, una enfermedad que se caracteriza por la aparición de unas manchas o máculas debido a la despigmentación de la piel y la pérdida de color.  A partir de ese momento fue un no parar, necesitaba encontrar un remedio,una cura, lo que fuera que pudiera detener la enfermedad.

Sin embargo, lo que estaba consiguiendo era el efecto contrario. Agravar el problema. El estrés que suponía buscar nuevas soluciones, probar y la sensación de desesperación posterior estaban consiguiendo aumentar su nivel de estrés tanto que las manchas se dispararon. Comenzaron a extenderse por otras zonas de su cuerpo.

Seguro que imaginareis las sensaciones y los sentimientos asociados. Impoténcia, frustración, irritabilidad, no entendía porqué le estaba pasando ésto. Se negaba a aceptar su enfermedad y eso la llevo a caer en depresión.

Cuando empiezas a verlo todo negro y de repente aparece una luz

Salir a la calle para ella era poco más que un martirio. Sentía como si todo el mundo la mirará, se sentía desnuda, cómo se pudieran ver las maculas incluso detrás de la ropa. Se sentía pequeña, comenzó a perder peso como si quisiera desaparecer.

Y cuándo todo está negro, de repente aparece una luz.

La aparición de los autobronceadores Fi especiales para  vitíligo fué casual, como gran parte de las cosas que parece que te pone la vida.  Apareció en su pantalla la publicidad, buscó información y contacto con nosotros. Le explicamos cómo se tenía que poner el producto y ahora lo lleva a todas partes.

Las manchas no han desaparecido. Están y siguen en su cuerpo, lo que ocurre es que apenas se ven. Eso le ha hecho recuperar la seguridad perdida. Logra olvidarse del problema y enfocarse en las cosas positivas de su vida. 

Aparición de nuestros autobronceadores para vitiligo ha supuesto para la vida de Merche un antes y un después. No solo por el hecho de ayudarle a disimular la mácula, sino que supuso ese pilar donde apoyarse para tomar impulso y reencontrarse consigo misma. Sacar fuerzas y luchar. 

Ahora se siente más libre, más segura de sí misma y de su cuerpo.Se ha apuntado al gimnasio y se ha puesto en forma. Además, se permite realizar actividades que antes no se atrevía a hacer..

La historia de Merche es una historia de búsqueda. La búsqueda de su propia autoestima.

 

Comentarios

comentarios

Trackbacks and pingbacks

No trackback or pingback available for this article.

Leave a reply